*Reflexiones del corazon*

enlace

sábado, 16 de julio de 2011

Consejo *Hágase amigo de sus hijos adolescentes


*Hágase amigo de sus hijos adolescentes*


Lo que más le dolió a Sandra fue descubrir que su hija, de apenas trece años, tenía más relación de amistad con familiares como tíos y primos, que con ella.

--No entiendo por qué no me dijiste antes que estabas probando alcohol y drogas--, le dijo a la chica el día que fue a responder por ella, en una inspección de policía. La habían detenido junto con otros muchos a la salida de un concierto muy sonado en la ciudad.

--Contigo no es fácil hablar, mamá. Vives en otro mundo--, se excusó.

--Sí, pero si me hubieras dicho de tus problemas habríamos podido resolver algo, no sé, buscar una salida—interpeló la madre, preocupada por encontrar a su muchachita con una caterva de pandilleros sorprendidos cuando consumían marihuana y bebían aguardiente.

--Ya, deja de sermonearme y sácame de esta pocilga—interrumpió la adolescente.

Ese incidente fue el que abrió las puertas para que Sandra procurara hacerse su mejor amiga. Reordenó su agenda, estuvo ocupada en definir una agenda de trabajo común para compartir salidas, se interesó en los gustos de la chica y pasaron mucho tiempo en centros comerciales, cines y parques de diversión.

--No es fácil ser amigos de nuestros hijos, pero ya ves, Fernando, hay que trabajar en ello—me dijo al compartirme su experiencia. La relación ha mejorado muchísimo.


¿Ser amigo de los hijos adolescentes?

En un mundo de avances tecnológicos en el cual es posible desde nuestro lugar de trabajo controlar --mediante cámaras de seguridad en casa--, lo que están haciendo los hijos, y en el cual hablar con ellos está a la distancia de un número de celular, resulta irónico que ya en la adolescencia resulte imposible dialogar con ellos. "Con mi hija apenas nos cruzamos palabra", me decía una madre de familia, presa de la desesperación: "Realmente no se qué hacer para volver a tener los tiempos de diálogo de otros tiempos".

De ser chicos y chicas tiernos, amables y de buen genio, se convierten en muchachos y muchachas retraídas, rebeldes, altaneras y que prefieren estar con sus amigos que con sus progenitores.

Los desajustes que experimentan en su personalidad están ligados a los cambios en su cuerpo. Para unos y otros tenemos que estar preparados como padres; pero algo más: para asumir un nuevo rol, construyendo puentes que nos permitan llegar hasta ellos, en su mundo que por momentos nos resulta inaccesible, con el ánimo de sentar bases sólidas de amistad.

Las circunstancias nos obligan a prepararnos para manejar situaciones conflictivas con ellos. Y uno de los pasos de mayor significación es aprender a conocerlos en esa nueva etapa de su vida.


El adolescente y sus conflictos

Como anotaba, para ser amigo de los hijos e hijas adolescentes es necesario tener un conocimiento panorámico de su pequeño mundo, y por supuesto, de los conflictos internos y externos que enfrentan.


Entre otras, las preocupaciones que a ellos les asaltan son:

1.- ¿Cómo me veo y me ven los demás?. Esta inquietud que les asalta en lo más profundo de su ser, está ligada con la autoestima. Si no reciben aceptación, comenzando con la suya como padre o madre, tendrán serios problemas. Una recomendación sana es que no les ridiculice ni en privado ni en público, que no haga comparaciones respecto a otros adolescentes, y que tenga palabras de estímulo y comprensión.

2.- ¿Podré hacer algo bien?¿Sirvo para algo?. Recuerde que en la adolescencia están dejando el abrigo de los padres para vivenciar su propio mundo; por esa razón es importante brindarles apoyo, hacerles entender que comprendemos sus aparentes fracasos y estamos dispuestos a darles la mano para que sigan adelante. Que encuentren en usted y en mí, un soporte para superar sus frustraciones. Este consejo aplica en todos los ámbitos en los que se desenvuelven los adolescentes: a nivel familiar, académico y social.

3.- ¿Cómo manejo mis emociones? Tenga presente que uno era el chico o chica al que usted decía qué hacer, y otro bien diferente es cuando tiene inclinación –apenas natural—a tomar sus propias decisiones. Las emociones representan para ellos un asunto complejo. Empiezan a experimentar gustos, inclinaciones y hasta "enamoramiento". Sí, aunque piense: "Mi hijo jamás caería en situaciones así". Es un ser humano, y por tanto, proclive a un comportamiento muy humano.

Comprenda la confusión de emociones que enfrentan en algunos momentos. Si considera oportuno guardar silencio, hágalo; si por el contrario ve apropiado abordarlos y extenderles su mano amiga, pues tome la decisión.

4.- ¿Qué hay de malo con mis criterios del orden? Sin duda lo habrá visto cuando entra al cuarto de sus hijos adolescentes y comprueba que es un caos. Es entonces cuando debe armarse de paciencia y recordar que su concepción de lo que es ser alguien ordenado, es bien distinto de lo que conciben sus chicos y chicas en esta etapa. Explíquele que es por su propio bienestar. Enojarse no le producirá más que desgaste.

5.- ¿Será que mis padres no se cansan de sermonear? Un concurso de pintura sobre lo que considerarían un mundo ideal, realizado entre adolescentes, reveló que para ellos una sociedad sin adultos es lo más cercano a la felicidad. Cuando les imponemos y reñimos, nos convertimos en esos seres que sermonean y de los cuales quieren estar muy lejos.

Por esa razón, sus recomendaciones deben sonar a consejos y no a regaños. Amenazarlos o herirlos con palabras o golpes, no contribuye a nada.

No olvide que se construye amistad a partir del diálogo, y si en sus primeros acercamientos a sus hijos e hijas adolescentes tiene confrontaciones, trate de manejar el asunto con mesura, de un compás de espera, no se desanime y vuelva a intentarlo.


Siete recomendaciones para ser padres y amigos

"Me resulta muy difícil entrabar cualquier conversación con mus hijos", se quejó Rosaura, tirando la toalla. Estaba cansada de intentarlo una y otra vez. "No se qué opine, pero personalmente creo que es imposible", enfatizó.

Y al hablar del asunto concluí con ella en que jamás nadie ha dicho que ser amigo de los hijos y especialmente si están en el período de la adolescencia vaya a ser fácil.


Hay siete consejos sencillo que comparto con usted:

1. Recuerde siempre que usted piensa distinto que sus hijos.

2. Asuma que su forma de ver la vida y asumirla, es distinta de la perspectiva que tienen sus hijos.

3. Sea tolerante. Enojarse no resuelve nada.

4. No levante la voz ni reaccione con agresividad verbal o física.

5. No se enfrasque en discusiones y debates. Concerte, concilie, busque puntos comunes.

6. Razone que autoridad no es imposición.


7. No se desanime ante los primeros pasos de acercamiento.


Hay una octava recomendación que en mi criterio es primera que todas: ore por sus hijos. Siempre recuerdo que lo hacía Job, siendo él creyente y ellos incrédulos. Asumía su papel protagónico como intercesor: "Sus hijos acostumbraban turnarse para celebrar banquetes en sus respectivas casas, e invitaban a sus tres hermanas a comer y beber con ellos. Una vez terminado el ciclo de los banquetes, Job se aseguraba de que sus hijos se purificaran. Muy de mañana ofrecía un holocausto por cada uno de ellos, pues pensaba: «Tal vez mis hijos hayan pecado y maldecido en su corazón a Dios.» Para Job ésta era una costumbre cotidiana" (Job 1:4, 5. Nueva Versión Internacional).

Observe que pese a la actitud de los jóvenes, el padre antes que reñir con ellos, llevaba esa situación delante de la presencia del Señor en procura de que experimentaran un cambio, y es apenas natural que con ayuda de Dios, nuestro proceso formativo hacia ellos resulta muchísimo más eficaz.


Amistad, principios y valores van de la mano

Los principios y valores se transmiten (Cf. Proverbios 20:7). La Biblia nos enseña que amorosamente debemos sembrar en nuestros hijos esas pautas de vida (Cf. Proverbios 4.1; 7:24;). Cuando lo hacemos, en ese marco de diálogo amisto, más que imponerles nuestra autoridad y decirles deben actuar de esta u otra manera, debemos recomendarles líneas de comportamiento que les traerán beneficios presentes y futuros (Cf. Proverbios 12.7; 14.26).

Cuando nos hacemos amigos de nuestros hijos adolescentes, deja sembrados en ellos principios y valores perdurables. El rey Salomón lo explicó de una manera ejemplar cuando escribió: "Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará" (Proverbios 22.6, Nueva Versión Internacional).

Al tender puentes de amistad con ellos, les demostramos que no somos los regañones como en otras épocas nos veían, sino que les amamos y deseamos lo mejor para ellos. No procuramos avergonzarles, cuestionarles ni ofenderles, sino como diría el apóstol Pablo "…para amonestarlos, como a hijos míos amados" (Romanos 1 Corintios 4:14, Nueva Versión Internacional). Asumir una posición de choque con ellos, antes que arreglar las cosas, las torna más complejas y van en contravía de lo que recomienda el autor sagrado: "Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor" (Efesios 6.4; Cf. Colosenses 3.21, Nueva Versión Internacional).

Cuando nos esforzamos por ser amigos de nuestros adolescentes no perdemos autoridad, por el contrario, la ganamos ya que tendremos mayores puntos de coincidencia en los cuales encontrarnos para dialogar y construir una mejor relación. De paso, podemos edificarlos en amor pero también en disciplina para afianzar en sus vidas principios que resultarán inamovibles.

No olvide, con ayuda del Señor Jesucristo—quien debe reinar en su hogar—la aplicación de la amistad transformará su relación con los hijos e hijas adolescentes con quienes resultaba aparentemente imposible dirigirse palabra.

Si tiene alguna inquietud, no dude en escribirme:

No hay comentarios:

REFLEXIONES DE LIGITANA DE CRISTO

Loading...

OJO BUSCAR EN ESTE BLOG CUALQUIER TEMA INTERESANTE

AMOR

http://cnnespanol.cnn.com/cnnvenezuela/#0
Reflexión:
Parte de vivir y de crecer en la vida, es precisamente en ocasiones "caer" o "errar".
Lo importante no es caer, o cuantas veces caes, lo importante es que te LEVANTES.
En su Palabra DIOS nos dice que ÉL nos sostiene y levanta al caído. Las circunstancias adversas no pueden destruir nuestro camino, ni detenernos y hacer el esfuerzo de subir de nuevo al cielo.
TulipanPon tu mirada en JESÚS Flor
No hay texto alternativo automático disponible.

Quizás también le interese:

Quieres que te envien las enseñanzas por correo?Ligia Margarita

SAN ANTONIO DE LOS ALTOS EN LA GRAN CARACAS

Mi Residencia es San Antonio de Los Altos cerquita de Carrizal "Venezuela"

'QUE HERMOSO Y MARAVILLOSO ES TENER ESPERANZA'
Esperanza es la virtud que alienta nuestra vida de creyentes en Cristo y nos brinda la energía moral para transitar el largo camino que se inicia con nuestro encuentro con el Señor.
La esperanza es un don de Dios que él en su gracia pone en nosotros desde que creímos. Es el resultado de ejercitar la fe en el cumplimiento de las promesas del Señor.
La Biblia es el libro de la esperanza, el mensaje del evangelio es un mensaje de esperanza, siendo el Señor Jesús resucitado la personificación de nuestra esperanza.
Dios te bendiga, mas todavía.

Le pedí a Dios agua; Él me dio un océano.
Le pedí a Dios una flor; Él me dio un jardín.
Le pedí a Dios un árbol; Él me dio un bosque.
Le pedí a Dios un amigo; Él me dejó conocerle
'Jesús'

Paisajes de Venezuela compiten entre las Siete Maravillas Naturales del Mundo
Paisajes como El Salto Ángel, El Roraima y La Amazonia, compiten en las Siete Nuevas Maravillas Naturales del Mundo.
Tiempo


Sobre mi Ligia Margarita González de Hernandez

Sobre mí:Soy una persona SENSIBLE, quiero AMAR... y el deseo de mi corazón es llevarle consuelo, a las personas, [que VALORO muchísimo.

"Jesús"
El nos amó, nos ama y nos amará. Gracias a Él es que podemos llamarnos hijos de Dios, Dios eligiéndolos de antemano para ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, {EF 1,5;} Jesús se ofreció como sacrificio eterno al padre, y ofreció su sangre por nuestros pecados; ya el enemigo ¡no nos puede atar! ¡Somos libre! por la sangre, del cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. !El mundo no te puede atar¡ Sólo tú te puedes atar (limitar). En Él nombre de Jesús te invito a que entregues tu vida a Jesús, para que el Espíritu Santo te toque y te envuelva en el amor del Padre. No digas; nadie me ama o que solo me siento y mucho menos digas; yo no valgo nada. Hermano mío, tú vales la sangre del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, tú vales la sangre de Cristo. Por lo tanto tú eres importante. Posiblemente te encuentras en la oficina de un doctor o en un hospital enfermo sintiéndote solo, triste, angustiado; posiblemente estás molesto por tanto esperar, tienes la angustia de no saber que tienes y eso te crea una inseguridad emocional, mas sin embargo yo te digo que tu no estás solo. ¡Hay alguien que te ama, y ese alguien, ,tiene nombre de hombre y se llama Jesús! Él sabe por lo que estás pasando y hoy te dice; hijo mío cuando, más sólo te has sentido, es cuando más cerca he estado de ti. Posiblemente te preguntarás. ¿Me amará el Señor? Para poder contestarte esa pregunta solo te invito a que mires a una imagen de Jesús crucificado, mira sus llagas y su sangre derramadas por ti y por mí, mira la corona de espinas. Mira sus rodillas en carne viva y ahora soy yo el que te pregunta ¿crees que Jesús te ama?¡Pues claro que te AMA!





La imagen puede contener: una o varias personas

Insignia de Facebook

Ligia Margarita González de Hernández Crea tu insignia

Google+ Followers

ETICA Y MORAL

LA POLIGAMIA DIOS LO PERMITIÓ???

¿Por qué permitía Dios la poligamia / bigamia en la Biblia? Pregunta: "¿Por qué permitía Dios la poligamia / bigamia en la Bi...